lunes, diciembre 29, 2008

arrancame la vida


Que buena novela, la pelicula me gusto, pero como siempre, leer el libro es mejor. No quiero comentar del libro, ya habrá muchas críticas que no quiero ni leer, me gusto y punto. Quiero comentar sobre la portada, aquellos bailarines eternos del tango, o de lo que sea que se baile así, el autor es el huatusqueño el difunto chango cabral, es inolvidable perderse en una busqueda por el google de su obra, de su tiempo, de su bohemia. Técnica inigualable, estudiada, planeada, cada linea representa algo una continuación de algo, cada dibujo terminado no tiene fin, cada caricatura reflejo de una reflexión interminable también.

Es una lástima que de ahora en adelante, probablemente más atrás aún esta portada desaparezca, y sea arrebatada por una portada de un alguién, de una persona, de algo que se puede alcanzar, ya no de danzas y músicos que tocan quien sabe qué (tal vez arrancame la vida), sino ahora tendremos que ver la película para entender la portada, que curioso.
Publicar un comentario